FRANCHESKA CAMILO

 


Autor: Francheska Camilo González

 

 
El efecto de la música en el cerebro del ser humano
 
 
El sistema nervioso central está constituido por el cerebro y la medula espinal. Este es protegido por estructuras óseas, en donde la parte superior de este sistema nervioso es protegida por el cráneo y la parte inferior es protegida por  la columna vertebral.  El sistema nervioso central es el lugar en donde radican las funciones emocionales y del desarrollo cognitivo del ser humano. El cerebro es el órgano más importante del sistema nervioso central, pues este posee el control total de las respuestas fisiológicas, el comportamiento o conducta y de los procesos mentales. Este órgano se intercomunica todo el tiempo con la medula espinal, la cual controla los reflejos.
 

El cerebro es el órgano de mayor complejidad del sistema nervioso del ser humano. Este órgano está dividido en dos hemisferios que poseen distintas funciones para la organización cerebral. En el cerebro, el hemisferio izquierdo es el encargado del procesamiento del lenguaje y el hemisferio derecho es el que se encarga de la percepción y procesamiento de la música.

 
La mayor parte del desarrollo del cerebro ocurre durante la infancia. Durante los primeros de días vida, el ser humano posee una gran cantidad de neuronas que si se utilizan y se promueven mediante actividades, estas podrán enlazarse para crear conexiones cerebrales en las cuales se transmitirá y guardará información con la cual se procederá a generar un cierto aprendizaje que podrá utilizarse en el futuro. Según Gordon Shaw, de la Universidad Irvine de California, la música estimula los patrones cerebrales en los niños, provocando que se ejerciten sus neuronas corticales y se fortalezcan los circuitos usados para las matemáticas. El lenguaje musical debe ser expuesto durante la infancia del ser humano, ya que la música promueve un mayor aprendizaje hacia el razonamiento, el lenguaje, las matemáticas y el aspecto emocional, promoviendo una mejor interacción con la sociedad.

 
El lenguaje musical genera una onda alfa o carga eléctrica cerebral. El “Efecto Mozart” y el “Efecto Tomatis”, son ejemplos de programas terapéuticos realizados por el Dr. Alfred Tomatis, quien utilizo la estimulación musical de piezas de Mozart y otras piezas clásicas como método de rehabilitación del lenguaje y del desarrollo del habla. La música es utilizada para estimular y aumentar la capacidad de la memoria, la concentración, la creatividad, la interacción, el desarrollo de los sentidos y los músculos, entre otros entre otros efectos beneficiosos para el rendimiento físico y mental de las personas.

 
El lenguaje musical proviene de música moderna o de las cuales poseen piezas clásicas. La música puede ser utilizada para actividades de ocio y métodos de relajación. Si se escucha una música o canción que es de nuestro agrado, esta tiende a disminuir el estrés y a incrementar el fluido sanguíneo, lo cual provoca resultados beneficiosos para el sistema cardiovascular del ser humano.


 
REFERENCIAS:
 

 
  1. Vázquez, A. & Vázquez, L. (2010). Bases Neurobiológicas de la Conducta Psicológica. 67-68p. El Sistema Nervioso Central. ISBN 978-1-59608-835-1.
  2. Hernández, E. La Música y el Desarrollo Cerebral Infantil. Disponible en: Noviembre 29, 2011. http://www.psicologia-online.com/infantil/musica.shtml
  3. Música Prenatal. Descubrimientos científicos. Disponible en: Noviembre 29, 2011. http://www.musicaprenatal.com.mx/descubre.html
  4. RENa. Organización funcional del sistema nervioso. Estructura y función del sistema nervioso central. Disponible en: Noviembre 29, 2011. http://www.rena.edu.ve/TerceraEtapa/Biologia/organizacionfuncionalsistemacentral.html