FRANCHESKA CAMILO

Autor: Francheska Camilo González
Fecha de publicación en la web: Diciembre 15, 2012

 
Las diferencias en el cerebro femenino y el cerebro masculino
 
El cerebro es el órgano de mayor complejidad del sistema nervioso del ser humano, ya que este posee el control de todas las respuestas fisiológicas, comportamiento o conducta y de los procesos mentales. Este órgano está dividido en dos hemisferios simétricos en la cuales se localizan sus diferentes funciones especializadas. En el cerebro, el hemisferio izquierdo es el encargado de las funciones del procesamiento del lenguaje escrito y hablado, las habilidades numéricas y el razonamiento, mientras que el hemisferio derecho es el que se encarga de las funciones de la percepción, la imaginación y de la apreciación de la música y el arte.
 
El cerebro humano genera diferentes tipos conductas, pensamientos y sentimientos en el hombre y en la mujer. Se ha determinado mediante pruebas de diagnostico como MRI’s y PET’s que las hormonas alambran el cerebro a partir de las conexiones neurológicas. El cerebro femenino produce mayor cantidad de serotonina y oxitocina que la cantidad producida en el cerebro masculino, por tanto el cerebro de las mujeres poseerá un mayor alambrado dirigido a las emociones. Los hombres suelen utilizar una menor cantidad del área de su cerebro para realizar destrezas matemáticas que las mujeres, por tanto el cerebro masculino poseerá un mayor alambrando dirigido para las destrezas espaciales.
 
Al pasar de los años se han realizado varios estudios para definir las diferencias entre el cerebro masculino y femenino. Uno de estos experimentos fue realizado en el 2002 por Melisa Himer y estuvo basado en mostrarle diferentes grupos de juguetes con un sesgo sexista a un grupo de infantes o individuos de ambos sexos para observar las tendencias o predilección de estos. Al realizar este estudio se determino que los individuos de sexo masculino seleccionaban el grupo de juguetes compuesto por el coche y la pelota, mientras que en el grupo de individuos compuesto por el sexo femenino prevalecía el interés por seleccionar el grupo de juguetes compuesto por muñecas y el sartén.
 
En otro estudio para determinar las diferencias entre el cerebro masculino y el femenino, se le mostro a un grupo de bebes recién nacidos (1 solo día de edad) un rostro amable de una investigadora y un artefacto mecánico que poseía rasgos faciales desordenados para evaluar y clasificar las tendencias y selecciones de estos bebes a partir de su sexo. Al realizar el estudio se obtuvo que las niñas permanecieron más tiempo observando a la investigadora que los varones y que estos niños permanecieron mayor tiempo observando el objeto mecánico que las niñas. Este estudio confirma que el cerebro masculino está más especializado para las destrezas espaciales como el dibujo, el diseño y la manipulación de objetos físicos, mientras que el cerebro femenino está más especializado y dirigido para funciones del lenguaje y emocionales.
 
En la Queen University de Londres se realizo un experimento para determinar la reacción que ocurre en el cerebro del hombre y la mujer cuando estos anticipan y procesan un tipo de dolor. Este experimento estuvo basado en inflar un globo dentro del esófago por un segundo a un grupo de individuos compuesto por 16 hombres y 16 mujeres. En el experimento se midieron las reacciones ocurridas en estos individuos antes de inflar el globo y se obtuvo que el cerebro femenino procediera a generar mayor actividad cerebral para prepararse y evitar el dolor, mientras que en el cerebro masculino predomino la emoción del temor. Al inflar el globo y registrar el dolor, se obtuvo mediante imágenes de escáner que el cerebro masculino estaba centrado en evitar el dolor y el cerebro femenino mostro el procesamiento de las emociones generadas por sentir el dolor que ocurrió.
 
Para el año 1996,  el psiquiatra Mark George del National Institute of Mental Health, realizo un experimento para determinar la actividad cerebral a un grupo de individuos compuesto de 10 hombres y 10 mujeres. En este experimento se utilizo un escáner cerebral para determinar la profundidad o la cantidad de actividad cerebral generada cuando estos individuos pensaban en cosas tristes. Mediante este experimento se obtuvo que el cerebro femenino fuera más activo que el cerebro masculino y por tanto se determino que las mujeres experimentaban los pensamientos de tristeza de una forma más profunda y emocional que los hombres.
 
Durante el embarazo el feto genera hormonas que se liberan y se dirigiéndose hacia la sangre y el cerebro para proceder a crear la identidad y la orientación sexual del individuo. Estas hormonas están expuesta ante los receptores de testosterona provocando que se vea afectado el funcionamiento del cerebro en el desarrollo y la configuración de la identidad y la orientación sexual. Cuando se ve afectado el funcionamiento del cerebro en la configuración sexual del individuo se pueden generar condiciones intersexuales neurológicas.
 
Una condición intersexual muy conocida es la del Sindrome de Harry Benjamin. Esta condición suele ser identificada o confundida con el transexualismo, pues en el embarazo el cerebro del feto se desarrolla de un sexo, mientras que el resto del cuerpo del individuo se desarrolla con características del sexo opuesto. Esta condición es definida por la estructura cerebral y por otros factores genéticos y usualmente es notoria durante la adolescencia del individuo. Este tipo de condiciones provoca que individuos que poseen una estructura sexual femenina se comporte como si tuviese una estructura sexual masculina ya que poseen un cerebro con las características sexuales opuestas a las que tienen físicamente. Por tanto este tipo de individuo no suele seleccionar o practicar las mismas actividades con el mismo interés con el que lo practica otro individuo que no nació con esta condición.
 
Se suele clasificar el sexo del cerebro a partir de la cantidad de utilizada por el individuo para generar o realizar diferentes tipos de tareas o sentimientos. Se define como un cerebro femenino aquel que esta mayormente utilizado y guiado por las emociones o el lenguaje, mientras que el cerebro masculino es aquel que utiliza una mayor parte para generar actividades mecánicas o de destrezas y razonamiento matemático. Al transcurrir los años se han determinado varias condiciones que provocan que el feto se desarrolle con características cerebrales y estructurales opuestas. Un ejemplo de esto es que muchos niños suelen no sentirse atraídos por pelotas, sino por juguetes o artículos dirigidos para las niñas, y viceversa. Esto es usualmente es provocado por condiciones o enfermedades durante el embarazo, factores genéticos y factores ambientales.
 
Si no ocurre una intervención de los receptores de testosterona o otros factores genéticos, el cerebro procede a enlazase con las hormonas sexuales para crear, identificar y desarrollar la orientación sexual del individuo. Si ocurre alguna condición que afecte la conexión entre la estructura cerebral y física del individuo, este si no está bajo un tratamiento médico procederá a seguir su instinto o las características sexuales desarrolladas en su cerebro. Por tanto se asume que las mujeres poseen cualidades sentimentales o emocionales pero a su vez también han adquirido fortaleza en distintas destrezas mecánicas o racionales. Cuando se evalúan las características del hombre en este sobresalen las destrezas mecánicas o numéricas, pero actualmente muchos también poseen un mayor cualidad sentimental. Al pasar de los años se siguen observando en su mayoría las características propias de los cerebros masculinos y femeninos (solo considerando la estructura cerebral y no la estructura sexual o física), en estas cualidades se han atribuido cualidades del sexo opuesto y esto puede deberse a factores como la educación, el ambiente y factores o condiciones genéticas.
 

 
Referencias:
 
Vázquez, A. & Vázquez, L. (2010). Bases Neurobiológicas de la Conducta Psicológica.43-103p. El cerebro humano y el sistema nervioso. ISBN 978-1-59608-835-1.

Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias, "Virgen de Candelaria" - Sede de Tenerife. Cerebro de hombre, cerebro de mujer. Disponible en: Diciembre 20, 2011. http://www.cettenerife.org/descargas/cerebro_de_hombre_y_mujer_2.pdf

Portal Mundos: ¡Vive nuevo mundos!. Cerebro de hombre y cerebro de mujer: Las diferencias. Disponible en: Diciembre 20, 2011.
http://mundobiologia.portalmundos.com/cerebro-de-hombre-y-cerebro-de-mujer-las-diferencias

Miamia.cl. (2011, marzo 17). Miamia.cl. El cerebro femenino sienta más el dolor que el del hombre.  Disponible en: Diciembre 20, 2011. http://www.miamia.cl/index.php/vida-sana/salud-ciencia-y-psicologia/el-cerebro-femenino-sienta-mas-el-dolor-que-el-del-hombre/

 
Flores, E. (2009, julio 28). El universal de 10.mx. El sexo en cerebros masculinos y femeninos.  Disponible en: Diciembre 20, 2011. http://de10.com.mx/3541.html
 
AET-Transexualia. Transexualidad - Disforia de género – Síndrome Harry Benjamin.  Disponible en: Diciembre 20, 2011. http://www.transexualia.org/SANIDAD/transexualidad.html
 




Recuerden que si van a utilizar algún material aquí publicado, deben ponerlo en su referencias
con el formato:

Camilo, F. (Titulo). Disponible en: "fecha". "pagina web"